"Ignorar a los pobres es despreciar a Dios" Francisco

viernes, 8 de junio de 2012

TRES CURAS LEONESES, CON LOS MINEROS DE SANTA CRUZ

Carta abierta y enfadada a Mariano Rajoy
Sr. Presidente del Gobierno: Hoy hemos bajado hasta las entrañas de la tierra con la intención de dar ánimo a los mineros encerrados en Santa Cruz. Hemos notado que el intento era vano: ánimo y dignidad les sobran.
Eso sí, el espectáculo es impresionante al tiempo que lamentable. Impresionante porque el encierro es un grito sordo que, al caro precio de arriesgar la salud y la vida misma, se oye en toda nuestra geografía. Lamentable porque no hay peor sordo que el que no quiere oír y parece que ese sordo interesado, o más bien desinteresado, es su propio gobierno.

Los encerrados, los que cortan carreteras, los detenidos, los sancionados con multas que exceden con mucho sus posibilidades, no son pendencieros con ganas de gresca sino gente que se encuentra abocada a la miseria y a la desesperación. Es la amenaza de la indigencia la que provoca desórdenes sociales cuyos confines es imposible delimitar y cuyas consecuencias son imprevisibles y siempre negativas. Por cierto, ¡nosotros estuvimos en la manifestación de Madrid del día 31 de mayo y no vimos lo mismo que cuenta la Sra. Cifuentes!

La minería no se muere, como algunos dicen, sino que la matan. La mata el descuido endémico de quienes, durante décadas, deberían haber velado por el desarrollo de sus sucesivas reconversiones y la remata la falta de sensibilidad y la incapacidad de diálogo de ese ministerio del que usted, en definitiva, es el responsable último.

Conocemos y amamos la tierra en la que vivimos, meta de tantas migraciones como lo puede ser cualquier país extranjero o cualquier región de España, a la que muchos llegaron en busca de un trabajo duro y arriesgado que les asegurase un porvenir. Indudablemente forjaron el suyo, pero crearon riqueza para todo el país. Ahora tienen que asistir impávidos al espectáculo de las filas de camiones que transportan a las centrales térmicas que ennegrecen nuestra comarca, el carbón producido fuera de nuestras fronteras. Y eso mientras ven en los telediarios como, periódicamente, allende nuestras fronteras boicotean nuestras hortalizas o como toman el pelo a los pescadores españoles en nuestras propias aguas. Nosotros mismo llegamos un día a esta tierra que nos acogió y nos sentimos plenamente implicados con su futuro. Queremos estar al lado de esta gente y compartir sus aspiraciones más legítimas.

Hace unos días que su ministro, el Sr. Soria, nos regaló una perla de la sabiduría, casi un proverbio oriental: "de donde no hay no se puede sacar". No hemos entendido muy bien, esa es la verdad, a qué se refería. Si se trata de que no queda carbón se equivoca. Si a lo que se refiere es a su incapacidad de gestionar el ministerio que tiene encomendado, podemos estar más de acuerdo con él y afirmar también nosotros que es verdad que "de donde no hay no se puede sacar".

Seguro que en su gabinete tiene personas cabales que puedan asesorarlo sobre la relativa flexibilidad con que puede manejar los presupuestos que le conciernen. Mire a ver, Sr. Presidente, si encuentra la manera de poner en hora peninsular el reloj de ese colaborador que se ha escogido. Como comprenderá no nos importa que venga de las islas, lo que nos irrita es que crea que nosotros estamos en la estratosfera.

Hoy las infraestructuras de nuestra minería son competitivas, aunque siempre susceptibles de mejoras, la producción ciertamente no es menos rentable que la compra del mineral y, sobre todo, crea empleo, riqueza y capacidad de sobrevivir para las comarcas mineras. Por eso le pedimos que Vd. personalmente asuma la gestión de este conflicto. Mirar hacia el interior le vendrá bien hasta para la salud: será un remedio saludable para la tortícolis germánica que corren el riesgo de padecer tantos mandatarios europeos. ¡Rectifique que está a tiempo! Mire que no le piden el oro y el moro sino únicamente "ir tirando". Todo el sector minero es muy consciente de las dificultades por las que pasa España y nadie se siente dispensado de arrimar el hombro.

No piense que se lo pedimos nosotros, lo piden nuestros alcaldes que, en este caso son "sus" alcaldes, pues en concreto todos los de esta zona han concurrido a las elecciones bajos sus siglas. ¿De verdad quiere ponerlos a los pies de los caballos y aumentar la sensación de decepción y engaño que ya manifiestan incluso en sus intervenciones públicas?

Como comprenderá no nos mueve para escribir ningún interés partidista, simplemente el bien común. Incluso nos mueve su propio bien personal, Sr. Rajoy: imagínese que a la "niña" a la que usted mismo dio a luz -y que ya debe estar crecida- le sale un novio banquero: entonces todos felices. Pero como, para su fatalidad, le salga rebelde y se eche un novio minero, ya tiene usted el lío en casa. ¡Sea previsor!

Con la firme esperanza de que Vd. quiera escuchar, le saludan


Manuel Alvarez Martínez, párroco de Toreno.
Jesús Villar Villar, párroco de Matarrosa.
Manuel Sierra López, párroco de Fabero.

2 comentarios:

  1. Comparto con ustedes este sitio con informacion sobre la mineria en santa cruz: http://mineriasantacruz.fwd.com.ar/

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...